financiacion-inversión-cine-películas

¿Por qué invertir en cine?

Actualmente, es difícil invertir y conseguir un interés o una desgravación económica interesantes. Sin embargo, sí que hay beneficios fiscales si se invierte en cine. Además, hay inversiones que permiten un elevada rentabilidad con un riesgo bajo.  Algo que no sucede, por ejemplo, cuando se invierte en renta fija en start ups o empresas tecnológicas, ya que en estos casos hay que asumir un elevado riesgo. Es cierto que la rentabilidad de las inversiones suele ser proporcional al riesgo que se asume.

“Las inversiones también deben cumplir el principio básico de diversificación, con el objetivo de minimizar los riesgos”

Invertir en cine significa conseguir beneficios fiscales, ya que ayuda a promover la cultura y la economía españolas, según el artículo 36.1 de la Ley 27/2014 del Impuesto sobre Sociedades, o LIS. Estos beneficios consisten en una deducción fiscal al productor por invertir en producciones españolas de largometrajes y cortometrajes cinematográficos y de series audiovisuales de ficción, animación o documental. Los porcentajes de deducción son del 30 por ciento respecto del primer millón de base de la deducción y del 25 por ciento sobre el exceso de dicho importe.

¿Conoces la figura de la AIE?

La figura que utilizamos para optimizar estos beneficios fiscales son las Agrupaciones de Interés Económico (AIE), que se recogen en la Ley 55/2007, de 28 de diciembre del Cine. Con la figura de la AIE, se aplica una deducción en caso de que se produzcan películas. De esta manera, el socio de la AIE realiza una aportación a sus propios fondos, a cambio del crédito fiscal que recibirá de dicha entidad. Se produce una suerte de monetización del crédito fiscal correspondiente a la deducción por producciones cinematográficas, ya que la AIE podrá destinar los fondos aportados por el socio –cuyo origen es la deducción–, a la producción de la película.

“En esta inversión en cine se genera una rentabilidad financiera fiscal de más del 20% sin riesgo”

Garantías de invertir en cine

La inversión en el sector del cine supone la obtención de una elevada rentabilidad financiera-fiscal. Obviamente, dicha inversión debe contar con el asesoramiento de expertos en la materia. Es el caso de Diego Rodríguez de La Charito Films, que analiza y elabora la documentación y los contratos de inversión correspondientes. Asimismo, es importante conocer la garantía que ofrece la trayectoria y la capacidad del productor ejecutivo de la producción. Con el objetivo de que el proyecto audiovisual llegue a buen puerto. A tales efectos, se plantean una serie de garantías para el inversor tales como seguros que cubren el riesgo de que la producción no se lleve a cabo en las condiciones previstas.

Invertir en cine, además, supone la satisfacción de saber que se está fomentando el sector cultural, que es esencial para cualquier sociedad. Además, supone privilegios como poder asistir al rodaje de determinadas escenas de la película, salir como figurante o que tu empresa, marca o producto también aparezcan en la película. Asistir al pre estreno en un Festival o que ¡el nombre de tu empresa salga en los créditos del final de la película!

assumpta-serna-familia-de-cine-diego-rodriguez-inversion-charito-films

Diego Rodríguez en el show ‘Familia de Cine’ de Assumpta Serna

El pasado martes 9 de febrero, nuestro experto en inversión en películas, Diego Rodríguez, fue entrevistado por la actriz Assumpta Serna y el equipo de ‘Familia de Cine’. Bajo el tema ‘¿Por qué invertir en películas?’, el fundador de La Charito Films explicó los motivos por los cuales trabaja en la financiación de las películas y vale la pena invertir en cine. Aquí os ofrecemos un recopilatorio de las preguntas más destacadas que le hicieron:

1. ¿Cómo has llegado a la inversión de las películas?

Yo empecé a trabajar en un banco cuando era joven y, desde hace treinta años, soy agente de bolsa. En 2011, un amigo me pidió dinero para financiar una película. Por este motivo, La Charito Films comenzó financiando salidas a cine, haciendo publicidad de la película: las copias, el impuesto, etc. Los bancos no suelen financiar esta operación y lo hacíamos nosotros. Por ejemplo, ‘La odisea de los Giles’ fue la última película que financiamos para su salida al cine.

2. ¿Qué otros productos de financiación ofrecéis?

También asumimos un GAP financiero. A través de nuestros inversores, cubrimos parte de la producción de una película, como acabamos de hacer con la película ‘Baby’, de Juanma Bajo Ulloa.

3. También ofrecéis contratos para productores…

Un productor, cuando hace una película, la financia con un contrato en televisión, del departamento de cultura, etc. Así, hasta llegar al millón o millón y medio de euros que necesitas. Pero la financiación llega al terminar la película y, lógicamente, el dinero lo necesitan antes. Nosotros contamos con inversores que buscan rentabilidad para su dinero y gracias a los cuales ofrecemos el dinero con un pequeño interés.

4. Otro servicio es el de la deducción fiscal. ¿En qué consiste?

Si inviertes en el sector audiovisual y en artes escénicas tienes derecho a una deducción fiscal. Lo que ocurre es que los proyectos son muy caros y la deducción no se la puede aplicar el productor ni la puede aplicar a su productora. Lo que permite la ley desde el año 2017 es que el productor pueda vender la deducción fiscal, siendo una oportunidad de inversión para personas jurídicas o autónomos con actividad económica. Te compran la deducción fiscal y se aseguran un beneficio sin riesgo. Independientemente de si la obra de teatro o la película ha sido buena o mala. Es lo que se conoce con el nombre de AIE (Asociación de Interés Económico).

“Es una subvención privada sin riesgo que aporta beneficios a todas las partes implicadas”

5. También hacéis producción de películas, ¿no?

Nos gusta apostar por los buenos talentos noveles con la producción de películas. En La Charito Films facilitamos que cualquier persona pueda participar en un proyecto cinematográfico y hasta salir en los créditos de las películas.

Desde aquí, queremos agradecer a Assumpta Serna y a su equipo, esta entrevista tan divulgativa y, al mismo tiempo, divertida. ¡No os la perdáis!